La vida esta compuesta por alegrías y tristezas, y de igual manera las parejas. Independientemente del romance que sea, todos los matrimonios, en algún momento u otro de su vida, pasarán a través de al menos una crisis importante. Si la relación de pareja sobrevive más allá de los primeros dos años, después de que las endorfinas han disminuido, es importante tener que hacer frente a algunos problemas que pueden surgir con los años. A continuación les contamos algunos ejemplos de por qué su matrimonio puede no haber funcionado, y además para que los tenga en cuenta para corregirlos y evitar el divorcio.

MatrimonioFeliz

Cuando No se puede manejar los suegros

Un hombre que se lleva bien con los padres de su mujer es sabio. En cambio las mujeres que se llevan mal con sus suegras en realidad tienen una mayor probabilidad de divorcio. Si usted es el marido que no invierte en conocer o tener gusto por la familia política, o si usted es una mujer que no puede decir no a las constantes demandas de su suegra, es probable que esté llevando a su pareja al divorcio.

Cuando Usted es siempre la víctima

Cuando uno en la pareja no hace nada malo, y su cónyuge siempre está haciendo cosas a propósito. Cuando el o ella está completamente insensible, y nunca se toma en consideración o probablemente se olvida de que existes. Si realmente no se puede ver ninguno de sus propios defectos o imperfecciones y tiene tendencia a culpar a la otra persona por todo lo que va mal en la pareja, es probable que esté conduciendo su cónyuge al divorcio.

Victima

Cuando usted sabe que tiene razón

No hay nada más frustrante que tratar de razonar con alguien que ya sabe cómo se resolverá el problema. No es que usted está siendo poco razonable, sino que el creer siempre que tiene la razón, hace que todo sea más difícil a la hora de tomar decisiones. Si su cónyuge no puede tomar decisiones sin que tenga una gran “sugerencia” de parte de usted, es probable que esté conduciendo a su cónyuge para el divorcio seguro.

Cuando Desprecias constantemente las necesidades de su pareja

Los hombres necesitan palabras de afirmación y la intimidad. Las mujeres necesitan tiempo para ser escuchadas y apreciadas, así también como los actos de bondad al azar. Minimizar la importancia de estas necesidades es una mala idea si deseas tener tu pareja por mucho tiempo. El vínculo que mantiene juntas a las parejas nunca va a florecer a menos que se le de lo que necesita cada parte. Cuando las parejas comienzan a celebrar sus necesidades de unos contra otros, se desvanece cualquier posibilidad de verdadera intimidad y la pareja tiende a romperse con el tiempo.

ParejaPeleando

No olvides dejar tu comentario…

Otros ejemplos que pueden interesarte: